Que tu celular viejo no sea un problema ambiental, ¡recíclalo!

Que tu celular viejo no sea un problema ambiental, ¡recíclalo!

Miércoles, Junio 21, 2017
Redacción SDR

De acuerdo con los expertos del sector, la tasa de reposición de un celular en Colombia, en promedio, bajó de 24 o 18 meses a 12, es decir, cada año un número significativo de colombianos desechan su teléfono para actualizarse a un nuevo modelo o simplemente renuevan su equipo buscando un mejor performance.

Y, ¿qué pasa con el celular viejo? Si no tiene la suerte de pasar a manos de sus hijos, hermanos, sobrinos o algún familiar o amigo cercano, termina engavetado junto a otros equipos viejos, acumulándose como basura electrónica o incluso se va en la basura normal y desde allí a los rellenos sanitarios donde solo generará contaminación pues los equipos no se degradan.

Un móvil está compuesto de Cobalto, Niquel, Cobre, Oro, Paladio, vidrio, plástico y otros componentes como el Plomo, Cadmio y Cromo, que se consideran altamente contaminantes cuando no tienen una buena disposición final. De hecho, recientemente el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible dio a conocer que por cada tonelada de celulares que se logra reciclar se obtienen 200 gramos de Oro, 1.700 de Plata y 180.000 de Cobre, entre otros.

Alcatel, una marca de dispositivos móviles de TCL Communication, como actor de la industria conoce la importancia de hacer una buena disposición final de estos equipos y por eso comparte algunos tips sobre el tema. “Para nosotros es muy importante que los usuarios de celulares en Colombia, que son la mayoría de la población, sepan qué hacer con los equipos viejos. Además, que conozcan que sus partes se usan en otras industrias, tras exhaustivos procesos de separación de material, y que estos no vuelven al mercado como muchos temen”, indicó Diego H. Sanchez, Vicepresidente de Latam SP en Alcatel.

¿Qué hacer con su celular viejo o dañado y con sus accesorios?

Lo más sencillo es acercarse a una oficina de su operador móvil y buscar las canecas dispuestas para reciclar la basura electrónica (que incluye los celulares, sus accesorios, piezas de computadores y otros). Además, las grandes superficies, cadenas de retail y centros comerciales, entre otros, también han implementado estos puntos de reciclaje.

¿Qué pasa con estos equipos?

Es importante que sepa que los equipos no vuelven a salir al mercado sino que son llevados a centros de reciclaje en donde se separan por partes y se extraen de ellas los componentes valiosos, para usarlos posteriormente en otras cadenas productivas.

De las baterías, por ejemplo, se obtiene Cobalto, Níquel y Cobre que se pueden emplear posteriormente en la producción de nuevas baterías, imanes o en la industria de acero inoxidable. De otras partes del equipo se extraen Oro y Plata, elementos que pueden ser reutilizados para la elaboración de piezas electrónicas e incluso, en algunos casos, de joyas. El plástico y el vidrio, dos componentes de alta presencia en estos equipos, tienen múltiples usos posteriores.

¿Reciclar tiene algún costo?

Reciclar sus equipos electrónicos no tiene ningún costo para el consumidor. La única inversión que deben hacer es el desplazamiento hasta el lugar donde se encuentran los puntos de reciclaje.

¿Qué tanto impacto están generando estos equipos?

De acuerdo con la versión más reciente del informe Nacional de Residuos Peligrosos que entrega el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), en 2014 los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) sumaron 12.958 toneladas y aunque la cifra se redujo en 2015, igual alcanzó las 880,7 toneladas.

Facebook Twitter Google+ Share