¿Qué tanto te esfuerzas por ser feliz?

¿Qué tanto te esfuerzas por ser feliz?

Martes, Mayo 2, 2017
Diana Restrepo

Siempre vivimos pensando en lo que va a ser de nuestras vidas, cuando sea grande haré esto y lo otro. Pero a medida que pasa el tiempo, notamos que “ser grande” es relativo, ese camino está lleno de obstáculos y al mismo tiempo de oportunidades...

Hace unos meses cumplí mi “primer sueño”, lo llamo así, porque luego de proponermelo, con esfuerzo, proyección, ahorros y dedicación, se hizo realidad.

Por primera vez salí del país, sola. Mi destino: Argentina, aquel país que por años había querido conocer. Créanme, fue la mejor experiencia que he tenido en mucho tiempo.

Al tomar el riesgo de comprar los tiquetes, de empacar mi maleta y de viajar, me di cuenta de muchas cosas, no sólo del mundo, ni de la vida, sino sobretodo de mi. Descubrí que el mundo es muy pequeño como para quedarse en un sólo lugar. También me di cuenta de que existen personas grandiosas que te dan la mano sin siquiera saber quien eres, descubrí que era contar contigo mismo incondicionalmente en frente de un lugar desconocido.

En esa aventura me conocí como persona, cualidades y defectos que estaba dispuesta a mejorar. Valore cosas que antes no valoraba, dejé atrás apegos y costumbres que venían perturbandome por un largo tiempo atrás.

Ahora la pregunta que se me viene en mente es ¿realmente hacemos todo por ser felices y por nuestros sueños?

Todos tenemos sueños, expectativas en la vida, y algo por lo cual lucha. Vivimos en una sociedad en la que debemos levantarnos y ser útiles, cuando digo “utiles” es lo que todas las personas piensan que creemos ser, pero más allá de lo que crean los otros ¿te encuentras haciendo lo que más te gusta? Yo, en lo personal me siento contenta porque trabajo en mi carrera y voy construyendo un futuro profesional y personal, pero si me lo preguntan, desearía irme del país por un tiempo, irme a empezar una nueva vida donde se me presenten nuevos retos y nadie me conozca. Quiero estar lejos de todo lo que cargo y no me he logrado desprender durante años.

Así que si tu piensas igual que yo, lo mejor es que empieces a hacer realidad todo aquello que quieres, porque el tiempo y la vida pasan en un abrir y cerrar de ojos y no cumplimos las cosas que queríamos por el que dirán o por cohibirnos por nuestra familia, un amor, o sencillamente porque no creemos en nosotros. Así que lo que yo propongo es detenernos por un instante en un lugar tranquilo, sentarnos y pensar si realmente queremos lo que tenemos en este momento y vamos por buen camino o si por el contrario deseamos estar en otro lugar y encontrar otras cosas lejos de acá.

La vida, es tan bella como cruel, es como estar en un laberinto en donde existen decisiones y caminos que nos llevan al lugar correcto y otros que nos hacen heridas pero nos hacen recapacitar y ser mejores. Por eso hoy propongo empezar a construir esos sueños que realmente nos harán sentir plenos y felices, si sientes miedo te pregunto lo siguiente ¿tendría algún sentido no tenerlo?

Facebook Twitter Google+ Share