Franquicias en Estados Unidos, un negocio que prospera desde Colombia

Franquicias en Estados Unidos, un negocio que prospera desde Colombia

Martes, Marzo 21, 2017
Sala de Redacción

En promedio, los empresarios colombianos están invirtiendo $200.000 dólares por montar negocios en Estados Unidos y aplican por visas E-2 para poder trabajar y residir legalmente en el país.

El sector de las franquicias no solamente está creciendo a buenas tasas dentro de Colombia. La opción de volverse franquiciado en Estados Unidos cada vez está llamando más la atención de los colombianos. Restaurantes, servicios y retail son los negocios que han hecho que este tipo de inversiones hayan crecido hasta 30% en los últimos años. Así lo comprobó una reciente investigación de PFS Realty, la agencia inmobiliaria y de negocios de Miami.

El estudio de la agencia, que lleva 15 años asesorando a hispanos para invertir en Miami y que ha hecho negocios por más de 400 millones de dólares es ese país, dejó ver que este modelo de negocio ha estado en auge durante los últimos cinco años. De acuerdo con Gustavo Gálvez, Presidente de PFS Realty, “es un negocio con altas probabilidades de éxito. En general, 9 de cada 10 latinos que compró una franquicia en Miami, logró sacarla adelante y regular su situación migratoria”.

Con el análisis de PFS Realty coinciden otras publicaciones realizadas por expertos como el Hispanic Franchise Online y BuscaTuFranquicia.com. Las compañías también han evidenciado que hay miles de hispanos en Estados Unidos registrándose mensualmente en portales especializados para recibir información sobre oportunidades de franquicias y las más demandadas están en los sectores de restaurantes y servicios.

“Los colombianos están en el grupo de latinos que más compran franquicias en los sectores mencionados e invierten en promedio $200.000 dólares”, según Gálvez. El monto les permite aplicar a la visa E-2 de inversionista, que está disponible para los ciudadanos de países que tienen acuerdos de inversión con Estados Unidos, como: Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Paraguay y otros.

La E-2 puede ser obtenida en tres meses y le permite a la persona trabajar legalmente en EE.UU. en una compañía en la que haya hecho una inversión considerable. Dicha visa cobija a la familia de quien la obtenga, le permite viajar sin restricciones dentro y fuera del país y contratar cualquier ciudadano de su misma nacionalidad, entre otros.

La otra opción para los inversionistas es la EB-5. “De las 10.000 visas de este tipo disponibles anualmente en el país, 3.000 se destinan a las personas soliciten programas pilotos relacionados con la promoción del desarrollo económico: exportaciones, productividad regional, nuevos empleos y otros”, dice el presidente de PFS Realty.

Las facilidades del crédito para la inversión

De acuerdo con Gustavo Gálvez, la facilidad para conseguir financiamiento para los proyectos en EE.UU. es uno de los principales incentivos para el crecimiento de este tipo de inversión en Miami. “Los interesados podrán conseguir 60 % del dinero para adquirir franquicias a través de préstamos hipotecarios a 30 años, con tasas de interés que no superan el 5 % anual. Mientras que en Colombia los intereses están cada vez más altos y difíciles de conseguir. Este año están entre el 12 % y 22 %, lo que abre una brecha superior al 50 % entre ambas ofertas”.

Las estimaciones de PFS Realty apuntan a que la tendencia de la inmigración a Estados Unidos seguirá en auge, en especial por la necesidad que está viendo los empresarios colombianos de internacionalizar y ampliar sus negocios en mercados con economías sólidas.

 

Facebook Twitter Google+ Share