¿Qué pasa en tu cerebro cuando aprendes un nuevo idioma?

¿Qué pasa en tu cerebro cuando aprendes un nuevo idioma?

Lunes, Mayo 15, 2017
Redacción SDR

Es claro que aprender un idioma es un factor importante a la hora de acceder a mejores oportunidades laborales, conocer nuevas personas y recorrer el mundo. Sin embargo, uno de los beneficios menos explorados que trae el aprendizaje de un nuevo idioma, es su rol en prevenir algunas enfermedades cerebrales y ejercitar este órgano vital.

Según estudios realizados por la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia y BRAINGLOT, grupo de investigación enfocado en aspectos de bilingüismo y neuropsicología, aprender y dominar un idioma en diferentes etapas de la vida previene enfermedades degenerativas del cerebro al mismo tiempo que activa y potencia la capacidad cerebral.

“Consultas realizadas con nuestros estudiantes han demostrado que el aprendizaje de inglés ha aumentado su confianza y concentración, permitiéndoles ser más efectivos en sus actividades diarias. Como lo hemos evidenciado, esto concuerda con los beneficios generales que tiene el aprendizaje de un nuevo idioma en el desarrollo integral de las personas y su impacto positivo en las actividades mentales que se realicen”, dijo Andrés Moreno CEO y Fundador de Open English, la principal escuela de aprendizaje de inglés online en Latinoamérica y que ha certificado a más de 500 mil estudiantes en los últimos cinco años.

Destapando los misterios del bilingüismo

Una investigación realizada por Ellen Bialystok, psicólogo de la Universidad de York en Canadá, encontró nuevos beneficios que tiene el aprendizaje de un idioma para el cerebro en las diferentes etapas de la vida. Analizando 450 pacientes, Bialystock descubrió que aprender un nuevo idioma mantiene el cerebro activo y la capacidad de concentración al máximo, esto a su vez retrasa los procesos de envejecimiento de este órgano y genera mecanismos de protección y reservas cognitivas.

Al aprender un nuevo idioma, los niños obtienen capacidades de desarrollo y multifuncionalidad de sus cerebros que mantendrán dos canales de comunicación activos en todo momento y ejercitan sus mentes al hacerlo. Sin embargo, los adultos también se benefician en gran medida.

“No hay edad para aprender un idioma. Este es uno de los énfasis más grandes que hacemos en Open English. Vemos que muchas veces las personas tienden a ser renuentes al aprendizaje del inglés por su edad. Sin embargo, no sólo es posible aprender, sino que dominar el idioma y aprovechar sus beneficios debe ser una motivación para todos los adultos interesados, que a través del ejercicio de este aprendizaje logran impactar varios aspectos de sus vidas”, comentó Moreno.

Las investigaciones de Bialystok y Brainglot apuntan que el aprendizaje de un idioma en una edad adulta retrasa los síntomas de enfermedades degenerativas cerebrales y contribuye a generar una reserva cognitiva que mantiene el cerebro saludable y con una mayor funcionalidad. 

“La necesidad de aprender un nuevo idioma no se limita a los beneficios laborales y culturales que esto representa, sino que también impacta positivamente las capacidades cognitivas de las personas durante las diferentes etapas de su vida. Ya no hay excusas como la falta de tiempo o la poca oferta, para no aprender. Hoy en día las opciones de aprendizaje abundan y desde Open English enfatizamos en cómo este proceso cambia la vida a las personas”, concluyó Moreno.

Facebook Twitter Google+ Share